domingo, 23 de mayo de 2010

Hechizo de purificación de una nueva casa


Realizar durante: luna menguante; hora de Marte


Materiales: dos celas rojas, mortero, hierbas: hoja de laurel, flores de milenrama, hojas de romero, hojas de hierba de San Juan, hojas de albahaca, vayas de enebro, hojas de gordolobo; un bloque de carbón autoinflamable; un caldero que se pueda llevar en la mano; dientes de ajo pelados (uno para cada habitación); bolsita de plástico con cierre.


Lanzar el hechizo: abre todas las ventanas. Pon las velas rojas una a cada lado del caldero en la encimera de la cocina y enciéndelas. Enciende el bloque de carbón y mételo dentro del caldero.


Muele en el mortero partes iguales de laurel, milenrama, romero, hierba de san juan, albahaca, vayas de enebro, y gordolobo. Añade las hierbas al carbón al rojo:


“Os llamo hierbas a expulsar la negatividad y el caos, trayéndonos bendiciones de paz y concordia en este lugar.”


Pela los dientes de ajo y ponlos en el centro de cada habitación:


“Te llamo ajo a que reúnas en tu interior la negatividad y el caos que persista, a dirigir a tu interior todos los vapores y energías maléficos.”


Lleva el caldero de habitación en habitación, incensado cada habitación en widershins. Regresa el caldero a la encimera entre las velas.


Desocupa la casa durante 30 minutos. Regresa y reúne los ajos en una bolsa de plástico sin tocarlos entonces, ciérrala, y tírala a la basura.


Cierra las ventanas. Deja que las velas ardan otra hora, entonces apágalas. Tira los restos de incienso cuando estén fríos fuera de las puertas; entierra los restos de velas o tíralos a la basura.


Fuente: Grimoire for the green witch, a complete book of shadows, Ann Moura


Traducido por mí.

No hay comentarios: